Más que un colegio

Infantil

3 a 6 años

Primaria

6 a 12 años

Secundaria

12 a 16 años

Bachillerato

16 a 18 años

La Esencia y Alma
de El Colegio

El Colegio San Viator de Madrid, es un centro educativo católico, fundado en 1962 por la Congregación de los Clérigos de San Viator, situado entre los barrios de Usera y Carabanchel de Madrid.

Nuestro colegio es una entidad apoyada en los mejores valores tradicionales que impulsaron a su fundador y, al mismo tiempo, es un centro innovador y de calidad que apuesta por educar a alumnos del siglo XXI, que tendrán que ser competentes en un mundo cambiante, que plantea nuevos y continuos retos.

Nuestra misión es la evangelización mediante la educación, proponiendo un estilo educativo basado en los valores del humanismo cristiano.

Quiénes Somos

Aquí puedes descubrir la historia del Colegio y los momentos más importantes que se han vivido.

Ver Más

Estilo Pedagógico

La integración familiar, conciencia critica y la convivencia son algunas de las 10 lineas básicas.

Ver Más

Pastoral

El colegio San Viator de Madrid, como estructura al servicio de la Evangelización de la Iglesia.

Ver Más

Equipos y Proyectos

Presentación de nuestro equipo y todos los proyectos que desarrollamos.

Ver Más

Un colegio
una familia

San Viator es más que un centro educativo. Todos nuestros esfuerzos se centran en lograr crear un ámbito relacional de carácter familiar en el que el alumno se sienta acogido, respetado y querido. Así se consigue crear un espacio óptimo de educación y de aprendizaje.

Nuestro Colegio ofrece numerosos servicios y actividades para complementar la labor llevada a cabo en las aulas y hacer más fácil la organización de nuestras familias. Estamos a tu entera disposición.

Descubre Nuestras Instalaciones

Ven a Conocernos

Déjanos tus datos, y nos pondremos en contacto lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre
    Apellidos
    Motivo de la Consulta
    Correo Electrónico
    Tu mensaje

    Si prefieres, ¿hablamos?

    Horario de 08:00 a 14:00 horas

    «La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón»